Libros de texto

Querid@ docente,

Hace décadas llegaron a tu escuela los libros de texto. Ellos nos hacen trabajar contenidos que no nos importan, cargar con una mochila pesada, gastarnos un dineral cada año, correr durante el curso para acabar todos sus temas, realizar las actividades propuestas por una persona que no nos conoce y utilizar un material que nos obliga a escribir, pintar y marcar sólo donde señala. Y todo ello, mientras somos manipulados por la ideología y el interés de la editorial a la que pertenecen.

No obstante, crees que has ganado con ellos. Trabajas menos, te solucionan las programaciones, la búsqueda y selección de objetivos, te dan los ejercicios, las adaptaciones curriculares, los exámenes, te explican cómo enseñar los contenidos y, además, no te cuestan dinero, al contrario, a veces incluso te hacen regalos las editoriales.

Ya no sabes qué hacer con nosotros si no tienes el libro de texto delante. Estás perdiendo la capacidad de planificar, de buscar contenidos contextualizados para nuestra escuela, de tener claro lo que se busca en el alumnado, de crear actividades, objetivos, contenidos y criterios; estás dejando de ser docente y convirtiéndote en reproductora de libros.

El problema de trabajar así es que eso lo puede hacer cualquiera.

Ten cuidado.

Sergio Carneros

Email 8. “Emails a una Maestra”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s